El deseo
Quisiera descansar 
todo un año 
y volver mis ojos 
al mar, 
y contemplar el río 
crecer y crecer 
como un cauce, 
como una enorme 
herida abierta 
en mi pecho. 
Levantarme, 
sentarme, 
recostarme en 
las vertientes 
o 
en las orillas 
de los mares, 
recostarme en 
las crecientes, 
acomodarme 
suavemente en 
las aguas 
o 
en 
los 
manantiales.