EXTINCIONES MASIVAS
Frente al salón de masajes
Un gatito blanco aparece
entre la cerca rota
y el césped de Bermudas
frente al salón de masajes

La luna se hunde detrás de la antena,
los niños aprenden
a perder la atención cada treinta segundos

Gaviotas blancas sobre el patio de la escuela
el amor perdido cuelga titilante.
En un carro ajeno
Viajo en un carro ajeno
en la ciudad sentenciada

bastaría un movimiento en falso

Sobrevivencia de la especie
resistencia a sus propios patrones
Concédele tres deseos
déjala que se seque al sol.
Elucubración
Viejo, le dije al espejo de aire,
tú has pagado por los animales parlantes.
Las lágrimas no están lejos de esta superficie.
El peso de aquellos que aman
se hunde dentro de mi como una piedra.

Caminas entre la multitud, como si yo fuera parte de ella,
como si yo entendiera su lenguaje,
contara su dinero, riera
de las mismas percepciones.

Todo lo que he resuelto es una elucubración
el cañón en la bruma,
el centro comercial tan temprano,
la única figura, un tipo con una escoba.
Sistema de alarma
Este sujeto negro
con un gorro negro tejido
que lleva un conejito blanco de playboy
baja la ventanilla del carro
para pedir un cerillo

Una mujer con un globo
azul de gas, vadea
el trafico en la burbuja
de su walkman

los sistemas de alarma alertan a los sistemas de alarma
Dos por dos
Sulfuro, ámbar y oro pacifico
vidas que se definen por la expectativa de solvencia

Hemos vivido aquí cuatro billones de años y veinte minutos
poblamos el aire con nuestro mido

Un niño persigue una pelota frente
a las medas rechinantes con movimientos de zaguero

Vamos de dos en dos
pagamos por nuestras malas costumbres.
Precámbrico
Sólo llegamos hasta aquí
porque la fauna edicariana
se extinguió al final del precámbrico.

¡Ciudades ciliadas! ¡Libros radiales! ¡Teosofías enredadas!

Los remolinos de las yemas de mis dedos,
el humo azul
el teléfono que suena con dinero.
Solución final
¿Saben que son los últimos?
Cuatro cóndores californianos sobre colinas de matorrales...

El reno irlandés, el gorila de las montañas, el tigre de Bengala,
el moa, el dodo, los pececillos de Tennessee,
el demonio de Tasmania,
el perezoso gigante y los mamuts cazados hasta cero
por los antepasados de los indios,
los indios ohlones que vivieron hace diez mil años
donde ahora está mi casa,
pueblos sobre montículos de concha
donde ruge la autopista,
la ostra de la Bahía de San Francisco,

la sardina de John Steinbeck,
el pez cachorro, la ballena jorobada.

Nuestra nostalgia dio mala fama a la Solución Final.
Piensa en ella como una oportunidad.
Los hurones de patas negras
no han caído por aquí desde hace rato.
Moscas
Reiteración duplicación fotocopia
cada ola un mar de pensamientos

No me sale aliento sin palabras
no me sale agua ni con colores claros
tampoco estoy para cortar leña
como puede atestiguar el escaso montón

Las moscas me recorren con armaduras esmeraldas
bajo la luz apolítica de mi ventana gringa

Para ellas éste es simplemente el oligoceno
un preludio elaborado antes de que las cosas
comenzaran de veras. ¿En qué lenguaje
puedo escribir esto para que sus
descendientes tecnológicos puedan comprenderlo?
Cretáceo
Aprendimos a imaginar como bestias nocturnas
tímidos allí deslizándonos debajo de hojas y garras
chispear de semillas, un ojo, estrellas aullido
de fantasmas sobre las ramas rozando las alas.

Paf paf chillido, córtalo. Garganta abajo del saurio.
Cogote de pájaro. Garras exactas y filosas.
Expurgando nuestras casas subterráneas.
Correteo clandestino en recónditas piedras.

Una mañana Némesis o la Historia
acabaron con la dominación de nuestros señores reptiles
como si su memoria nunca nos hubiera turbado,
como si su amenaza nunca hubiera provocado nuestros sueños.
Ventana sucia
Los bebés salen nadando de un condón.
Los girasoles de Jerusalén pliegan sus altas banderas.

Ninguna operación puramente mecánica
traducirá al mundo.
El interior del cráneo está magnificado
un jardín con maleza
a través de una gota que cae.

Una ventana sucia. Hiedra y césped de Bermudas.
¿Cómo puedo arreglar el techo bajo la lluvia?

Los parásitos se alborotan.
La casa regresa al planeta.
Tragasol
Paga al casero con tranquilizantes
consigue un trabajo de medio tiempo en un rancho pollero
alguien tiene que descogotar a esos cabrones

La naturaleza es lógica y estricta
los hermosos misiles han sido activados

El poeta silba una tonada o se traga el sol
se frota polvo en la lengua
para que no lo acusen
de hablar con rimas.
Traducción Jorge Luján, Juvenal Acosta y John Oliver Simon