INCÓGNITO
Silencio
noche tras noche
acampo en cada camino
con mi boca cerrada.
Bajo todas esas escaleras
el cuarto de piedra del corazón
vibra con la luz.
El niño que juega en el jardín
cerca del arroyo
muestra a las hormigas cómo llevar mendrugos.
¿Qué pondré en mi reporte?
Traducción de Luis Cortés Bargalló