MAESTRO
Yo soy el maestro que recibe manzanas,
rojo por el corazón y por la blusa roja de María,
manzanas envenenadas para el rey,
bayas verdes para los niños que no han madurado,
frutos amargos para abrir la puerta del cielo,
llaves en la piedra,
escupe los dientes fósiles,
escupe los números del pelaje

Yo soy el hombre grande que toca canciones del ancho mundo,
soy el amigo perdido con bigote gris
que les cuenta sobre tristeza y sangre
y el principio de la vida,
algas verdeazules como los pantalones de Rogelio
Tengo dos minutos por hora para escuchar
cada uno de sus idiomas
Echa la pelota redonda hacia el sol,
atrapa al mundo cuando descienda.
Traducción de Mónica Mansour