TERMINAL DEL SUR
Arriba del mingitorio, un latón opaco
refleja mi rostro, ¿pues quién?
terminal de autobuses de segunda clase,
lo ultimo del café matutino,
lo primero de la cerveza vespertina.
Me rasuré al alba
pero de la máscara que allí flota
brotan folículos,
cerdas, testículos y colmillos.
Pues, ¿quién habita, quién raspa
ásperamente en el crudo
borde real del mundo
reflejando,
quién tiene un boleto en el bolsillo
hacia algún lugar donde nunca ha ido
extraños que nunca volverá a ver
junto a él como camaradas
como miembros del mismo pelotón
cerrando y abriendo sus braguetas?
Traducción de Mónica Mansour