Una secreta forma

las palabras como el río en la arena
se entierran en la arena

Roberto Matta

el automóvil esta poseído por la fuerza 
de los animales que le habitan 
como un carruaje tirado por caballos 
sobre piedras húmedas de un pasado 
verano Río de Janeiro aparece de repente como 
la secreta forma que el Atlántico
deja entrever desde sus colinas de azúcar:
ballenas a la distancia algo 
comunican a nuestra humanidad sorda
y cegadas por el sol preparan su próximo vuelo
caen ellas una vez más como 
lo han hecho desde hace siglos
caen y crecen en las profundidades 
caen y crecen en su liquido amniótico.