Alejandro Schmidt

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

"cuando todo lo demás se transformó en neblina o liebre del fracaso,tu hierro y tu deseo,la historia o las estrellas,acaso entonces ,aparezca la poesía,su rostro de oro corroído y su amor y su endecha...entonces puede abrir su boca ,soltar silencio con una mano definitiva de dolor ,ofrenda o sisentido y también...podría estar allí,la niña de vivir,los encallados...acaso la poesía sea nomás esos papeles que arden contra el viento , debajo del agua ,en medio de la tierra y puede tu mano,sentir su aire al fin abriendo el instante y el desierto".

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

Alejandro Schmidt nació en 1955 en Villa María, Provincia de Córdoba, Argentina.

Libros publicados

  • Clave menor, 1983
  • Serie Americana, 1988
  • Dormida Muerta o hechizada, 1993
  • El Diablo entre las rosas, 1996
  • En un puño oscuro, 1998
  • Como una palabra que pudiste decir, 1998
  • El Patronato, 2000
  • Silencio al fondo, 2000

A manera de folletos, plaquetas y libros ha publicado 25 textos de poesía

Traducciones

Ha sido traducido al inglés, italiano y alemán

Otras actividades

Dirigió la revista de divulgación literaria “El gran dragón rojo y la mujer vestida de sol” (1987-1991).
Desde 1992 dirige radamanto, editorial de poesía.

.

Alejandro Schmidt

POEMAS
Las comunes palabras

						
y he preferido esta quietud
tu abrazo
tus pies

a tanta pasión y desvarío
a tantos ojos abiertos

(quietud era la casa
tus pies venían de la nieve
iban viniendo siempre)

digamos que
bien
ha terminado
la aparición de los caminos
el ardiente segundo

no lastima el tiempo
ni otro seres

se ha recibido
ángel
voluntad
sentido

dio las miserias
tu corazón
y el viento que he seguido

abierto en hueso
a la mediocre eternidad del siglo

tu sueño es mío
y su aventura

en el comienzo
estar ahí
las comunes palabras
el humo de la luz.
 
Como una rama sobre el río de oro

						
mi felicidad
hecha de sueños justos
de un golpe de aire
sola
como una rama
sobre el río

acaso 
se desprendió
y flota
ahora
para vos

envuelta en ángeles o porvenir
y
si así fuera
no la encadenes
ni la alimentes...

vive de pocas cosas
es una 
grande, terrible
felicidad.
 
Grandes aventuras

						
Contracara del viaje
esta aventura
es quietud de transparencia

dame tus manos
su anillo nupcial
sin letra ni fecha

aparece su fantasma
este amor
cero para el enemigo
y transfinito hacia tu sangre

te encontré en ríos de aire

agua del sueño
y más allá

diamantes
selvas del azar

no
las grandes aventuras
son tus ojos

¿cómo le fue
a esa vida escondida
que ahora desentierra la belleza?

sobre el gran yo
la cruz del tesoro

aquí
merienda del fervor
pasto lunar

la otra aventura es

ir sabiendo

mientras pasan las grandes ovejas
por el único día del amor.
 
Para que la noche sea

						
esta oscuridad no parece la noche sino
la piedra fresca de mi corazón

mientras el patio recoge sus lámparas
oigo tu voz
entre los cuartos de la casa

comprendo 
entonces
que
faltaba
ese oculto rumor de tu presencia
para abrir el sauce
y las estrellas.
 
¿qué es la soledad?

						
un vaso de agua que se pudre
mientras la bocas viajan por el día
 
Paloma tuya

						
entonces
cuando me dolía tanto la cabeza
traías la paloma
y la apoyabas en mi frente

bebía la fiebre
como quien se sorprende

cuando sus ojos
enrojecían
la soltabas en el patio

al cielo se iba
toda de fuego
mirando este mundo rojo
donde me levanto y camino
altivo.
 
Carne vacía

						
Así es que los días se van
sin nadie,
por eso me arranco el corazón
y tomo su agua deliciosa
nadie lo sabe
todos corren tras el viento
sólo un animal
al borde de la noche
espera
por esa carne vacía 
y animosa.
 
Vigía

						
No es porque dijiste
sin propósito y como para tu preocupación
vendrá tormenta
se ve allá 
en las bocas del sur
que te amo
que aprendo a respetarte (lo cual es algo bastante distinto a ese amor de las canciones ¿no?)
ni mi gratitud
por tantos años de vigilia
mientras clavaba mi carne contra el aguijón

no, no
no es cuestión de lo que dijiste
de lo que hiciste

ese no es el asunto, salvo para los imbéciles

que llueva hasta partirse el mundo
y los jazmines que iniciaste
den flores todavía, para los seres amables

que te encuentre
-como a una piedrita llevada por el Espíritu-
y sepa cuidarte

que nunca termine de expresar
tu sombra
sobre el día total
donde te llevo
para mí
para ese todo
que tantos llaman vivir,
realidad, suceso

no es porque ,me hayas abrazado y comprendido
por el diálogo
una casita blanca
un hijo
un empujarse hacia la aurora
ni esa necesidad de hombres y animales
(pan,.calor, encendimientos)

que me siento en mi mismo cada vez
a contemplar
 
como regresan tus tormentas
 
esta lluvia

						
deja que pase lejos
y en tus ojos
como un aire total
la rosa del agua
así sabré que
la lluvia
atravesó tu casa

árboles de la poesía
calles de la poesía

un día estuvo la lluvia entre nosotros.
 
un sol

						
esta noche no llevará la casa
estaré dormido
y estaré despierto

unido, sin mi,
a un rebaño de espejos
al agua de la virgen

insistirá la noche
hasta romper su jarra
en la última estrella

estaré vivo y muerto
en tus brazos
en la broma del cometa
amor, mi único amor

y nadie se llevará esta casa.
 
Breve es el día del corazón

						
Breve es el día del corazón
su noche, una pluma de piedra

otros vuelven
al sol
a lo verde

se precisa un tambor
un triángulo de perros

y amor
y desatino.
 
Triunfo

						
Como un desairado cobrador
el viento
llamó a la mañana del domingo

habíamos cerrado la casa

y ya cubierto el corazón
el día
el mundo
quedaron esperando

anoche
fuimos felices
y el vino pagó todas las cuentas

a veces
la sola dicha
puede suspender
ángeles
y fuego tenebroso

después
en el cuarto
tu escondida fe
rasgó
la máscara del miedo.
 
Antes que la luz llegue a este mundo

						
Antes que la luz llegue a este mundo
tus manos pueden aferrar
los anillos del ángel

antes que ilumine 
los rojos caminos del campo
y
sacuda
la nieve negra del corazón

antes que todo lo nombre
y tu silencio
sea
una culpa 
un desacierto

antes que la luz llegue a este mundo

pueden

las manos

guardarse

tocar un pecho amado

sonreir.
 
Mientras tanto

						
Amiga, espero tus noticias
y harto de esperar
ansío tus preguntas

es que tu corazón
hizo esta casa
y estos ruidos

espero que tu pelo llegue a la cintura
y 
todavía espero

es mi trabajo.

El silencio, las respuestas
combaten en las calles

tu cabello crece

se despide de vos.
 
Alabanza

						
Todo pasará dijo el diablo
y así fue
se volvieron arena las montañas
y esta ciudad
un fantasma junto al río

no permitas que esas nubes
te miren
por última vez

ni demores tu mano
sobre un corazón

en tu costado
el tiempo
es nieve
y es presagio

siempre estás llegando
señora de mi

para quedarte.