Andrés Bohoslavsky

Directorio Inicio
DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

Nació en 1960 en Rio Negro y si bien su residencia oficial es en Bahía Blanca, vive en alguna pensión del Alto Valle, en el borde del borde.

Vagabundeó por los caminos de Holanda, Bélgica, Francia, Italia, China y Rusia. Es obrero y entre una cosa u otra se dedica a leer a Joyce, Kafka, Rilke y Rimbaud. Aún no ha publicado ningún libro.

.

Andrés Bohoslavsky
andyblues@topmail.com.ar
vladimirbeat@yahoo.com.ar
beatcincuentaysiete@hotmail.com

POEMAS
I

						
Algunas personas dicen
que para escribir poesía
antes se debe leer a
Verlaine
Valéry
Eluard
Apollinaire
Musset
Pound
Racine
Goethe
Keats
Shelley
Gautier
Joyce
Blake
Poe
Eliot
Mallarmé
Shakespeare
Bretch
Celine
Proust
Victor Hugo
Dante
Whitman
Prevert
Yeats
tal vez tengan razón.
Pero no me alcanzaría la eternidad
entonces prefiero arrancar
poesía
de los locos
marginales
suicidas
explotados
débiles
enfermos
místicos
de los que están en el borde
como mi amigo Vladimir
que escribe en su cama de hospital.
Caminamos sobre nosotros mismos
buscando
el
absoluto
viajeros de lo eterno.
La señora que limpia la pieza
pintura china del espíritu del Tao
progresos en el camino del zen
me dice mirándolo
partir:
es una lástima
tan joven
y pienso que tal vez
necesitemos muchas vidas
para comprenderlo.
Lo profano es sagrado
no lo había percibido
antes.
Entumecimiento espiritual
me someto sin reparos
a la dirección del mío
por eso me gustan las líneas
de Baudelaire
incomprendido
viejo Charles.
Nuevamente al principio
examinemos el problema
ellos tienen el dinero
y nosotros la poesía.
Le pregunto si no estará pensando en
plazos fijos
se ríe y me alegro.
Sergio viene con unas cervezas
trae cosas de Rimbaud
habla de Buda
de George Harrison
de Bukowski
de la Beat Generation
la flecha de un arquero
zen
sus palabras suenan bien.
Vladimir se durmió
mi amigo lee
Una temporada en el infierno.
En la televisión
un volcán estalla en África
los parlantes avisan
que terminó el horario
de visitas.
Satori
irrupción súbita de la luz
en la conciencia
le digo a Sergio.
Me dice que estoy loco
y nos cagamos de
risa.
IV

						
Visitamos el culto
Sociedad de
Las Tres tazas de arroz
escriben papelitos
los queman
y peticionan a los dioses
Cosmogonía
me dice que
algunos aristócratas  
despiertos
inventaron liturgias
diezmos
le comento que se llaman
beneficios
que en mi pueblo también
pero sin
té
sin dioses
ni montañas
ni deidades
ni las bellas guardianas
del panteón 
chino.
VIII

						
Mientras espero a
Zun y el mago
a orillas del lago Houhai
me pregunto que hago acá
tan lejos de mi pueblo.
Meditaba bajo un árbol
como Buda
cuando pasó un vendedor de
manzanas acarameladas.
Lo interrogué
si no eran las del árbol del desierto
fruta cristiana
alegría benévola
me contó que era de un pueblo
muy pobre de Sri Lanka
vino cuando era chico
hace tres mil años
en busca de progreso
pero que lo había abandonado
junto con sus bienes.
Paz espiritual
ciclos de reencarnación.
Tal vez algún día
cuando nazca en Birmania
viaje al Valle
y me cruces
vendiendo peras.
Acarameladas.
IX

						
Pusimos pedazos
de carne y verduras
en una olla de latón.
Zun me dice
que cuando alcancemos
el Nirvana
se apagarán los fuegos
de la codicia
y el odio 
hasta alcanzar
la Iluminación.
Comemos en silencio
el exquisito guiso
del mago
que me pide
que retire esos restos
de rencor 
que hay en mi plato.

La inclusión de Andrés Bohoslavsky en el Directorio de Poéticas es una atención de

Biblioteca Virtual BEAT 57

beatcincuentaysiete@hotmail.com
http://ar.geocities.com/beat_virtual