Emily Dickinson

Directorio Inicio
DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

      Nació en 1830, en Amherst, Massachusetts, Estados Unidos. Estudió en la academia de Amherst y en el seminario femenino de Mount Holyoke.

      De hondo e introvertido lirismo, reflejo de una existencia sin exteriores, fue precursora del "Imaginismo". La figura del reverendo Charles Wadworth adquirió, para sus propósitos poéticos la categoría de un amante sublimado y sólo actuante en su imaginación. Escribió más de mil poemas breves, de rima regular y métrica simple, siempre en torno al amor, la naturaleza y la muerte.

      Sólo dos de sus poemas fueron publicados en vida, aunque sin su consentimiento. Su obra se editó, póstuma, a partir de 1890. En 1924 se publicaron sus Complete Poems.

.

Emily Dickinson

POEMAS
MORÍ POR LA BELLEZA

Morí por la Belleza, pero apenas 
acomodada en la Tumba,
Uno que murió por la Verdad yacía
En un cuarto contiguo-

Me preguntó en voz baja por qué morí.
-Por la Belleza -repliqué-
-Y yo -por la Verdad- Las dos son una-
Somos Hermanos -dijo-

Y así, como Parientes, reunidos una Noche-
Hablamos de un cuarto a otro-
hasta que el Musgo alcanzó nuestros labios-
y cubrió -nuestros nombres-

Versión de Irene Gruss

ES LA ESPERANZA ESA COSA CON PLUMAS

Es la esperanza esa cosa con plumas con plumas
que se posa en el alma,
y sin palabras su canción entona
y nunca se calla,

y más dulce se escucha en el vendaval;
y poderoda ha de ser la tormenta
que pueda abatir al pequeño pajarito
que a tantos abrigó.

Lo he escuchado las tierras más frías,
y en los mares más extraños;
mas nunca en la penuria
me pidió una migaja.
NO ERA LA MUERTE…

No era la Muerte, pues yo seguía erguida,
Y todos los muertos, permanecen tendidos-
No era la Noche, pues todas las Campanas
Sacaban la Lengua, al Mediodía.

No era Escarcha, pues en mi Carne
Sentí que me invadían -los Sirocos-
Ni Fuego -pues con mis pies de Mármol
Podía refrescar un Presbiterio-

Y sin embargo, tenía el mismo sabor,
Las Figuras que he visto
En fila, como para su Entierro,
Me recordaban el mío-

Como si mi vida estuviera recortada,
Encajada en un marco,
Y no pudiera respirar sin una llave,
Y era como la Noche, igual-

Cuando todo lo que estaba vivo -se detiene
Y el Espacio mira con insistencia alrededor-
O los hielos Inertes -en las primeras mañanas del Otoño,
Repelen el Latido de la Tierra-

Pero, tan cerca del Caos -Imparable-ausente-
Sin Salvación, ni Mástil-
Sin siquiera Noticias de la Tierra-
Que justifiquen -la Desesperación.
ES LA MUCHA LOCURA

Mucha Locura es la más divina Sensatez-
para un Ojo que discierne-
Mucha Sensatez -desoladora Locura-
Es la Mayoría
En esto, como en Todo, prevaleciente-
Asiente -y eres cuerdo-
Disiente -y eres de inmediato peligroso-
Y quedas atado con una Cadena.