Jorge Carrol

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

La poesía es lo que no es

El Juicio Final será ante la poesía
Nicolás Espiro

       Quizá por eso los poetas mismos no han podido ponerse de acuerdo. Si tienes alguna duda, júzgalo tú mismo:

          • El poema tiene una vida independiente del poeta y del sexo del poeta

Octavio Paz

          • Qué será el poema sino un espejo de feria.

Emilio Adolfo Westphalen

          • Todos somos poetas de barrio.

Jorge Luis Borges

          • La poesía es la otra voz.

Octavio Paz

          •Por qué cantáis la rosa, ¡oh poetas! Hacedla florecer en el poema.

Vicente Huidobro

          • La poesía es la única prueba concreta de la existencia del hombre.

Luis Cardoza y Aragón

          • El poeta saca de la humillación del no-ser a lo que él gime; saca de la nada a la nada misma, a la que da nombre y rostro.

María Zambrano

          • El lenguaje concibe al poeta.

Luis Cardoza y Aragón

          • El poeta crea fuera del mundo que existe el que debiera existir.

Vicente Huidobro

          • Canta bien el poeta sólo cuando canta en su árbol genealógico.

Jean Cocteau

          • Todo poema se cumple a expensas del poeta.

Octavio Paz

          • La poesía se hace cuando ella quiere.

José Antonio Llera

          • Con fe de carbonero, creo en la poesía.

Luis Cardoza y Aragón

          • Haced un poema como la naturaleza hace un árbol.

Vicente Huidobro

          • La materia prima de la poesía es la vida humana –sus accidentes y sus incidentes, sus victorias y sus desastres- filtrada por la memoria y la imaginación.

Octavio Paz

          • El sexo es poesía.

Luis Cardoza y Aragón

          • No hay que hablar poéticamente de la poesía.

Witold Gombrowicz

          • La poesía no es un género sino un deslumbramiento.

Luis Cardoza y Aragón

          • Las palabras del poeta, justamente por ser palabras, son suyas y ajenas.

Octavio Paz

          • Un poeta dice más de lo que dice.

Luis Cardoza y Aragón

          • La poesía es la religión original de la humanidad.

Novalis

          • La poesía no es juicio ni interpretación de la existencia humana.

Octavio Paz

          • La poesía trabaja siempre con el pasado.

Jorge Luis Borges

          • La poesía es divina, porque no es razonable.

Luis Cardoza y Aragón

          • Nacido de la palabra, el poema desemboca en algo que la traspasa.

Octavio Paz

          • La poesía no quiere ser.

Luis Cardoza y Aragón

          • El poema trasciende el lenguaje.

Octavio Paz

          • La poesía no tiene sexo, el sexo es la poesía.

Luis Cardoza y Aragón

          • El poeta es una creación del poema, tanto como ése de aquel.

Octavio Paz

          • La poesía es el lenguaje de la creación.

Vicente Huidobro

          • La poesía parte de lo desconocido a lo desconocido.

Luis Cardoza y Aragón

          • La poesía es dar en el ser.

Octavio Paz

          • El gran peligro del poema es lo poético.

Vicente Huidobro

          • Antes de la creación el poeta, como tal, no existe.

Octavio Paz

          • En poesía son mágicas las palabras.

Luis Cardoza y Aragón

          • La poesía es el arte de pensar en metáforas.

Alberto Hidalgo

          • La Poesía es un desafío a la razón, el único desafío que la razón puede aceptar, pues una crea su realidad en el mundo que es y la otra en el mundo que está siendo.

Vicente Huidobro

          • En donde no hay milagro no hay poesía.

Luis Cardoza y Aragón

          • El poeta es un pequeño Dios.

Vicente Huidobro

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

       Poeta argentino residente en Guatemala, como antes lo fue en Brasil, Chile, Colombia, Panamá, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela. Es publicista, periodista, anticrítico, catedrático universitario, fotógrafo, charlista, viajero impenitente, autor de una vasta y desconocida obra publicada en diversos países, que incluye libros de poesía, charlatanerías, no-ensayos y no-novelas.

Libros publicados

Poesía

  • Inamor, Ediciones La lengua suelta, Santiago de Chile, 1958
  • Poemas 1960, Ediciones La palabra y el mar, Necochea, Argentina, 1960
  • El heredero universal, Ediciones La palabra y el mar, Necochea, Argentina, 1962
  • Ella es un país ágil en silencio, Ediciones La palabra y el mar, Necochea, Argentina, 1962
  • La vida continúa, Ediciones La palabra y el mar, Necochea, Argentina, 1962
  • El hombre y la tierra, Ediciones Maldoror, Buenos Aires, Argentina, 1963
  • Como arenas ardientes, Ediciones La palabra y el mar, Necochea, Argentina, 1963
  • Hoy hay, Ediciones Víctor Libros, Necochea, Argentina, 1965
  • Mi soledad es ella, Ediciones Doble S, Buenos Aires, Argentina, 1966
  • Andenes, Fondo Editor Latinoamericano, Buenos Aires, 1976
  • Gritos, Ediciones Carrera & Calle, Bogotá, Colombia, 1986
  • Tarde. Tarde. Las noches y los días de Jorge Carrol, Poligráfica, Panamá, 1987 (gran parte de este libro había sido acreedor en los años 60, de un subsidio del Fondo Nacional de las Artes, el cual fue no aceptado por el autor)
  • Soles (Fragmentos), La columna y el viento, Bilbao, España, 1995

Narrativa

  • Los pájaros perdidos. Malas memorias en 2 por 4, Leocarrob Editor, Guatemala-Panamá 1992
  • Tenía razón Vicente Huidobro: hay que plantar miradas como árboles o cuando tenía todas las respuestas me cambiaron las preguntas, 2002

Investigación

  • Utópico volver al pasado aún como turista, Serviprensa Centroamericana, Guatemala, 1994
  • La Antigua Guatemala es el Asteroide B612 donde nació El principito. Los libros del Rojas, Universidad de Buenos Aires, Argentina, 2000
  • Viaje de un voyeur al mundo de los íconos de Alejandra Mastro Sesenna, Centro de Documentación Galería El Attico, Guatemala, 1999

Pedagogía

  • Vocabulario de términos publicitarios, Universidad Rafael Landívar, Guatemala, 1994 2ª. Edición, página en Internet de la Unión Guatemalteca de Agencias de Publicidad: www.ugap.com

Inéditos

  • No-Novela Bernal, novela
  • Tambores de la selva, selección de los artículos publicados en prensa y revistas entre 1989 y 2002
  • Soles, poemas(1980-2002)

En preparación

  • El gliptodonte, novela inconclusa o algo parecido.

Publicaciones

       En Guatemala en la última década publicó semanalmente en la revista Crónica y en los periódicos Siglo Veintiuno y La República. Actualmente tiene a su cargo en Siglo Veintiuno, una columna de opinión: “Sursum Corda”, y otra en el “Magazine 21”: "Biblioteca para armar", y en el Suplemento "Vida", una de comentarios de libros: “Los libros no muerden”. Más de 4.000 artículos publicados avalan su experiencia.

Otras actividades

       En su Argentina natal participó en la creación de la revista Poesía Buenos Aires, fundamental en la llamada Generación del 50. Y también, fue secretario de la revista literaria Contemporánea y miembro de la redacción de la también revista literaria, Correspondencia.

       En Guatemala, fue fundador y director de Marca®, revista de mercadeo y publicidad.

.

Jorge Carrol

POEMAS
ESTELAS

						
                     "¡Oh, Edificador! ¡Oh Manifestador! 
                     ¡Míranos y óyenos!
                     ¡No nos pierdas ni nos abandones!
                     ¡Tú, el que ve en  la sombra, en el cielo y en la tierra, 
                     danos la señal de tu palabra, cuando se van el sol y el día,
                                                      cuando anochezca  y amanezca! 
                     Danos también el camino azul,              
                     el mismo del que nacimos y nos diste; 
                     que estemos tranquilos y  en paz 
                     con nuestros descendientes, 
                     con los buenos y purificados de nuestra raza,
                     con los nacidos en la  existencia que nos has dado.
                     ¡Tú, Huracán, Tepen  Gucumatz, Izpicayac e Ixmuncané,
                     abuela del día, muéstrate y amanece!"
Popol Vuj
                     Si Nadie creó lo que hay
                     que al menor sirvan las palabras
Mario Trejo
                     Cómo deseo que llegue el día
                     cuando en este país
                     todos anduvieran armados
                     de un libro
Humberto Ak’abal
1
       Los Hombres de Maíz 
nadan en sus memorias
y Guatemala se da 
en nostalgias doradas.
2
       Soy  Ehécatl. 
El traductor. 
Dador de celajes. 
Viento del viento.
3 
       Los ojos de la tierra 
perfuman mis dedos pasajeros.
4
       Oh milpas de La Soledad,
las Puertas del Abandono 
están abiertas para La Huida.
5
       Gran Jaguar del Porvenir corre,
corre hasta donde la última ceiba
 juega con el horizonte.

       Corre. Corre. Gran Jaguar.
Corre y no te detengas nunca. 
6
       Oh Miquiztli. 
¡Oh Muerte de muertes! 
Soy
Sed y Aguador.
7
       Soy el que no fui. 
El que partió del Pampero. 
El que renace 
en la palabra del trueno. 
Guerrero del Arco Iris. 
8
       Abro el paso lánguido del asombro.
Comalapa es un volcán de colores inocentes
decapitados por la pobreza 
que imponen Los Conquistadores.
9
       Agua que estás donde estoy. 
Atl que camina desenredando el sueño.
Tus pasos nadan el asombro de la lluvias de la mañana.
10
       Sueño Miquiztli 
mar donde el maíz sonríe
en las mesas de todos los días.

       Ensueño Atl 
que navego náufrago verde
como chicozapote en El Petén.
11
       Digo vientos.
Araño celajes.
Silbo lunas menores e intrascendentes.

       Ayúdame Gran Jaguar.
Dame la lluvia y la palabra mañana.

       Soy lo que no es.
Ultima mirada del condenado.
12
       Me asalta la alegría.
El Premio Nobel de La Paz es para Rigoberta Menchú.
13
       Digo aquellas miradas 
que hacen estallar las esperanzas.
En algún lugar de Petexbatún 
a la sombra de un palo de hormigo 
el Rey Cacao I calla sus sueños 
en los saltos sin frontera de un mono araña.
14
       Una saxtanquiqui inaugura horizontes 
de ceiba en ceiba 
para que la Madre Selva 
inscriba pacientemente las ausencias 
que Vacub K’anti castiga 
desde el glifo del Siete Serpientes.
15
       Sayaxché encierra el enigma. 
El Sol de otra Tierra Arrasada. 
16
       La Madre Tierra devuelve los cadáveres 
de sus hijos salvajemente asesinados.

       Aún después de tantos años y tantas lágrimas, 
Xecotcovach no les vació los ojos, 
ni Camalozt vino a cortarles la cabeza, 
ni Cotzbalam les devoró las carnes.

       La Madre Tierra atormentada 
levanta sus ceibas al cielo de los silencios.

       Ocultos Tepeu, Gucumatz,
 Los Progenitores,
danzan verdes y azules 
condenando a Los Forjadores de tantas ausencias.
17
       El Señor Sol extiende sus milpas
y al levantarse dice: 
Buenos días, ¿cómo amaneció Ud.?

       Rodeadas de claridad 
las palabras juegan 
con los bejucos de La Ausencia 
y nada vuelve y es otra cosa.
18
       Oh dioses sin dios 
¿dónde los árboles sagrados sangran 
el centro del universo prometido?
19
       Quiahuitl. 
Lluvia que llevas mi sombra 
mis dudas mis pasos 
mi nada mi asombro mi desesperación 
mis miedos infinitos ilimitados.

       Gran Iguana de las mañanas. 
Monstruo Imix. 
Dame tus dragones barbados 
y deja que al pie de los volcanes dulces 
el Dragón Bicéfalo nos guíe por el cielo inconquistado.
20
       Sos la flor que me nace en La Ausencia. 
Xóchtil Guatemala.
21
       Sos sak ahaw kan por la mañana 
y por la tarde, ek’ ahaw kan, 
cuatro veces  hermana de la cuadrada serpiente de cascabel  
que juega cuatro veces con la luna 
cuando sos chak ahaw kan y cuidas mis cuatro sueños 
cuando sos k’an ahaw kan.
22
       Ik de ik bríndame tus grandes diosas de  20 días.
       Soy El Sur: Cimi. Oc. Ix. Etznab.
23
       Soy Pedernal. 
Tzolkin. 
Ceiba amarilla. 
Camote. 
Frijol. 
Pucté. 
Ah Musenkab. 
Dios-abeja.

       Soy La Tristeza 
de los que están solos. 
Un pedazo de pan añejo
comido como desayuno. 
Una caricia de tinieblas.
24
       El cuerpo desenterrado 
asesinado mutilado no es el de rey Pacal.
No está en la cripta 
del Templo de las Inscripciones de Palenque.
No figura en ningún otro códice 
que en el de las represiones de Ríos Mont.
No hay necesidad de rastrear siglos en él 
aunque de alguna manera también descienda 
de Hunahpú e Ixbalanqué.

       Su soledad es nuestra soledad. 
Su muerte es nuestra muerte.
25
       Uno. 
Dos.
Febrero. 
Uno y dos: tres. 
Tres y uno: trece.  
Tres más tres más  tres: nueve. 
Uno y nueve y tres y tres: 
mil novecientos treinta y tres.
       
       Trece de febrero de mil novecientos treinta y tres. 
Acuario. 
Buenos Aires. 
El Sur. 
El Infinito. 
La Ausencia.

       El dolor de la vida. 
Mi vida. 
Y mi madre inédita Ixquic.

       Lo demás, es lo de menos: 
sesenta y tres años vividos a toda nostalgia. 
Aquí y allá.

       Mares transitados por olvidos 
y poblados de estrellas mudas 
que pusieron también sus ojos 
en la séptima capa del cielo, 
sobre las espaldas de Itsam Kab Aín.
26
       Guatemala. Guatemala.
Reino de las Eternas Ausencias 
e infaltables tiranías.
Tox de Kinich Ahau.
Inframundo del mundo. 
Mirador y espejo. 
Chaak de injusticias. 
Milpa de sueños.
Lugar de los Nueve Dioses.


       Guatemala.
Diosa de la Luna.
Diosa de los Sacrificios.
Diosa del Viento y de La Lluvia.
Diosa del Sol.
Diosa del Interior de La Tierra.
Diosa de las Lluvias y las Tormentas.
Diosa Jaguar del Inframundo.
Diosa del Maíz.
Diosa Serpiente.
Diosa de La Muerte.
Diosa de La Tierra y las Montañas.
Diosa de la Serpiente Acuática.
Diosa de La Luna
Diosa del Viento.
Diosa del Final del Año.
Diosa del Talador de Arboles
Diosa de La Abundancia.
Diosa Serpiente Celeste.

       Guatemala. 
Sol de noche. 
Nostalgia y paradigma.
Dolor prestado y presente.
Sangre de las sangres.
Patojo cara sucia.
27
       Domingo.
Por la mañana, El Silencio.
Ausencias que galopan
las pampas de mis morriñas
y en el azul de los volcanes
me nacen nuevos ojos
para construir el homenaje
la estatua la estatura
de innacidos soles.

       Domingo.
Un tango de Piazzolla florece.
El Cartero me trae otros silencios,
ausencias en las que no estoy,
calles que no camino,
esquinas que me duelen hasta en los buzones.
28
       Silbo y bajo 
del Metro Bilbao.
San Inazio me crece
como un gol en San Mames
y en Deusto la Avenida de Madariaga
me abre sus vinos.

       Subo y bebo 
en la Rúa dos Plateiros
y Betanzos de los Caballeros
me crece 
a 43º, 17’ y 16” de latitud oeste
del meridiano de Madrizzz
donde una Ausencia Rubia estalla.

       Tzacol regresa y me regresa.
Soy un cazador tacuazín
engendrado en una memoria porteña
de Alom Galega.
Soy formador de nostalgias.
U Qux Cho 
cuando vuelo con pies de agua
y Ah Raxá Lac
cuando naufrago en una  jícara verde.