Juan Cameron

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

Juan Cameron : Poesía con vista al puerto

por Ricardo Gómez López y Sergio Rodríguez Saavedra

Juan Cameron, seudónimo de Claudio Zamorano Cameron, es sin duda una de las voces poéticas más determinantes de la V Región, cuyo regreso se ha hecho sentir en nuestra larga faja literaria a través de los concursos y, principalmente por su rico historial, que nutre una época clave en creación con la poesía chilena del 2000. Conscientes que su poesía es actualmente un referente, viajamos hasta Valparaíso -lugar de residencia del poeta-, hurgando en los cerros donde se crea y recrea, con vista al mar, este autor chileno que ha dejado en un sitial de honor a nuestra poesía en el extranjero.

Cuéntanos de tu generación poética y de tus compañeros de ruta.

Me identifico, primeramente, con la gente de Viña del Mar. En 1971 publico un primer libro, que es una recopilación bastante débil de textos adolescentes, que se llama "Las manos enlazadas". Con ese "tremendo libro" yo me considero un poeta. En la misma época estoy trabando amistad con Juan Luis Martínez: Ocurre que Juan Luis, con Luis Iñigo Madrigal, Los Jaivas y algunos artistas plásticos, se juntaban en un restaurante de Viña del Mar. Yo tenía unos cinco años menos que los de aquel grupo. Iba a escuchar, con mucha admiración, sus conversaciones, después, como yo solía ir al café Cinema, allí nos hicimos muy amigos con Juan Luis Martínez y empezamos a hablar de poesía. Él me invitaba a su casa, en Playa Amarilla, cerca de Con Cón, en donde llegó Raúl Zurita. Empezamos a leer poesía de Cardenal, el boom latinoamericano en narrativa, y sin querer en ese momento estábamos haciendo un taller literario.

En esa época, Juan Luis, estaba en la prehistoria de su Nueva Novela. Al mismo tiempo hay otros miembros que estudiaban filosofía y con ellos nos metemos con Lévi-Stauss, con el estructuralismo. Esa promoción, que yo, posteriormente, llamo en broma el Grupo del Café. También estaba Waldo Bastías, que en la actualidad está en Venezuela; Fernando Rodríguez, que está en Oslo; Eduardo Endrich, que vivía en Valparaíso y que ahora está en Inglaterra. Después publiqué un cuadernillo con el cual compartí el Primer Premio de la Universidad de Chile, con Osvaldo "Gitano" Rodríguez.

Por esos años conocí a algunos poetas de la Generación del 65: Omar Lara, Oscar Hahn, Floridor Pérez, Manuel Silva Acevedo, también estaba Waldo Rojas, que fue muy importante en mi desarrollo, en mis lecturas. En 1972 Omar me convida al encuentro "8 Años de la Revista Trilce", en Valdivia, donde termino de conocer a otros poetas.

En ese momento, Martínez, Zurita y yo, éramos absolutamente desconocidos en el gran ámbito nacional, todavía no estábamos integrados a la poesía chilena.

En Valdivia me doy cuenta que mi poesía es bastante menor con relación a la de los demás poetas. De hecho yo nunca fui publicado en Trilce. El único de mi edad fue Gonzalo Millán, que era un genio: antes de los 25 años se manda un tremendo libro como es "Relación Personal".

Viene un largo periodo de ausencia. Después, en el 73, Juan Luis se fondea; Raúl cae preso, tuvo una crisis matrimonial, se va a Santiago; la oscuridad total. Yo salgo hacia Argentina. Al volver a Chile, el año 77, me voy al campo, a Pedehua. De Argentina me traigo el Segundo Premio Casa de las Americas, Cuba, 1976, que fue ganado en conjunto por Boccanera y Hernán Miranda Casanova. Estando en Pedehua envío Perro de Circo, que se llamaba Fe de ratas, pero ese título me lo robó un narrador argentino que lo vio en una mesa de una editorial en donde yo trabajaba, título que yo a su vez le había robado años atras a Tito Valenzuela, y con tanto robo pensé que ese título ya no tenía nada de original, con esos textos gano un premio en un certamen de Viña del Mar. Entonces aparecen entrevistas en todos los diarios lo cual me catapultó.

Empiezo a revisitar la Sociedad de Escritores de Chile, en donde conozco a Ramón Díaz Eterovic, Aristóteles España, Jose maría Memet, Andrés Morales. Trabajo en la revista La gota Pura. Empiezo a aparecer en sus publicaciones, en sus grupos , en sus encuentros.

Yo me considero un poeta de esa promoción: de la Generación de los 80, aunque soy un tipo mayor.

Cómo fue tu experiencia literaria en Suecia.

En enero del 74 me voy a Argentina, y vuelvo a Chile a mediados del 77. Hago clases en algunos institutos (que ahora se llaman universidades), y también trabajo en asesoría jurídica. Una época muy buena económicamente. Hasta que tengo un problema: estoy con unos estudiantes, que están haciendo una memoria de prueba sobre Martínez, Zurita y yo; los invito y nos ponemos a tomar; llega un carabinero de fuerzas especiales, borracho, que quiere discutir el asunto político; se le convida a nuestra mesa; seguimos tomando toda la tarde, hasta la noche; yo me retiro, se quedan estos dos estudiantes y le roban el arma. De ahí nace mi exilio por diez años a Suecia.

En Suecia tuve la suerte de ser reconocido por los escritores suecos como uno de sus pares, y eso se debe nada más a que yo aparecía en la antología Poets of Chile, de Steven White, 1986. Fui traducido e invitado a participar en sus asociaciones de escritores; obtuve pequeñas becas, estipendios para viajes a Chile en tres oportunidades; fui convidado a encuentros internacionales. Eso me permitió compartir con algunos Premios Nobel, y con otros que, al menos, son maestros para mí, Homero Arideis, Seamus Heany, por nombrar a algunos.

El viaje a Suecia me abrió muchos mundos. Al mismo tiempo, en la vida cotidiana sufría lo del extranjero: ser ciudadano de segunda clase, pero cuando salía al espectro de los escritores me consideraba "regalado", muy contento.

Sergio Badilla, con un proyecto similar al FONDART de acá, logra hacer una pequeña editorial, llamada Bikupa, que significa colmena, para publicar a la gente amiga, y en el año 86 edita mi libro Video Clip. Luego empiezo a enviar a certámenes internacionales y logro que me publiquen en España.

¿Cómo ha sido el encuentro con nuestra sociedad, después de tantos años de ausencia?

Bastante extraña, porque por un lado he tenido todo el mismo regaloneo en el mundo literario y por otro no he logrado ubicarme en el plano laboral. He obtenido tremendos premios: El Mercurio, Premio Municipal de Literatura e Valparaíso; muchos reconocimientos, todas las cosas que alimentan el ego: entrevistas, apariciones en televisión, etc., pero al mismo tiempo no obtengo ningún trabajo, a pesar de presentar curriculum en direcciones de extensión de universidades, proyectos de talleres; curriculum como egresado de Derecho, en fin, y no consigo trabajo en la empresa pública ni privada. Así que ha sido bastante extraño.

¿Qué opinión te merece la actual poesía chilena?

Cuando viví en el extranjero vine a Chile en tres oportunidades, y la poesía de ese entonces me pareció muy pobre, muy caótica. Una vez que me establecí acá y tuve otro tipo de lecturas, me empiezo a informar de la poesía que se estaba haciendo y descubro que habían aparecido nuevas promociones. Lo primero que consigo es el libro 22 voces de la novísima poesía chilena, y hay varios nombres: Carlos Baier, Cristián Basso Benelli, Javier Bello, Antonio Letelier, Jorge Mitelmann, Sergio Parra, Francisco Véjar, y otros que aparecen posteriormente, entre ellos Germán Carrasco. En el libro Poesía Chilena del siglo XXI, veo la aparición de otros nombres: Dansy Figueroa, Marcelo Pellegrini, Sergio Madrid, Sergio Muñoz Arriagada, conformando toda una nueva generación. También leo a gente de Punta Arenas: Pavel Oyarzún, Cristian Formoso, y me voy dando cuenta que hay una promoción emergente de muy buen nivel y me renace la esperanza en la poesía chilena. Pero de los 80 a los 90 el asunto no lo veía muy bien.

Lamento que grandes poetas de la promoción del 65, no sean conocidos en forma amplia: Hernan Miranda Casanova, Waldo Rojas, entre muchos otros.

¿Qué nos diría Cameron de la poesía de Cameron?

Mira, la considero bastante simpática (risas), pero tengo serias críticas que hacerle. De repente es un poco patético, exceso de sentimentalismo, o demasiado intelectual; le falta un poco de trabajo en la cosa que entrega.

¿Cuáles han sido los referentes en tu creación literaria?

En poesía creo que la formación en común a mi generación. Partimos leyendo a los poetas subrrealistas en traducciones de Aldo Pellegrini. En esa época nos empapamos mucho de la poesía rusa, de comienzos de siglo hasta la Ajmatova; los Beat norteamericanos; mucho Cardenal, Parra, Gonzalo Rojas; poetas argentinos, peruanos, uruguayos, etc., pero siempre nuestros padres fueron Jorge Teillier y Enrique Lihn.

¿De qué manera el poeta puede contribuir al desarrollo cultural de nuestra sociedad?

Bueno, con el trabajo diario que estamos haciendo. Yo siempre alego que nosotros somos mal pagados siendo los constructores del patrimonio cultural de la nación.

Pienso que con un mayor nivel de lectura...El ejercicio de la lectura, de la poesía, como de la observación de todo arte, tiene que crear o aumentar el nivel crítico de los receptores, y con mayor nivel crítico por supuesto una sociedad se tiene que hacer mejor. Este trabajo es necesario. El artista es el tipo que siempre está apuntando, acusando, diciendo "el asunto no va por ahí", está alegando que esto no es nada más que una figura retórica, en fin.

Creo que con el tremendo oficio, conocimiento, cultura de los artistas, poetas y escritores, son personas que debieran ser empleadas más que nada por los departamentos de extensión cultural de las universidades, de algunos organismos estatales. Eso está ocurriendo en Chile pero en forma muy mínima: Conozco a tres o cuatro poetas en todo el país que están en cargos públicos en esta materia.

En estos momentos la política cultural del Gobierno está basada en esquemas que vienen de la social democracia europea, sobre todo de España. Esquemas que se utilizaron después del franquismo, que son muy loables pero me parecen un poco impracticables, porque están destinados a la distribuición y al consumo de la cultura, pero creo que dejan un poco de lado lo que es la parte cultura cultural, es decir, la parte creación de los artistas. Vamos a continuar con los pocos incentivos que tenemos -de los cuales yo he aprovechado todos-: Fondo del Libro, FONDART, Consejo Nacional del Libro y la Lectura, pero no vamos a tener un ingreso constante que nos permita vivir tranquilos, crear, hacer talleres, etc. Por otro lado, como toda política cultural, y como todo organismo que está estructurado, va a ser desarrollada por funcionarios públicos. Los funcionarios públicos no tiene la obligación -aunque moralmente debieran tenerla- de ser maestros en determinados oficios a los cuales van a beneficiar. Entonces por ese lado, una de las soluciones para mejorar este proyecto estatal sería el contrato, aunque fuera a honorarios, de los artistas en cada una de las disciplinas.

¿Cuáles son tus proyectos literarios inmediatos?

Tengo un contrato firmado con Lom, por dos libros, que no se han publicado. Uno premiado en el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, que se llama Versos atribuidos al joven Francisco María Arouet y otros textos desclasificados, y el otro es una antología que por el momento tiene el nombre de Jugar con la palabra. No sé si están en prensa, no he sabido nada, estoy esperando. Tenemos todo el año 2000 para decidir...

Cuando el frío viento comienza a colarse por entre los cerros del litoral porteño, nos despedimos de este hombre-poeta cuyos ancestros escoseses quedaron grabados en su estampa. Regresamos a Santiago con una carga de amistad y versos, para que nuestros lectores respiren otros aires.

Publicado inicialmente en RAYENTRU, Literatura Chilena, Nº 18 año 8, junio 2000

proyecto patrimonio
Contacto : oso301@hotmail.com

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

Nació en Valparaíso, Chile, en 1947. Es poeta, periodista (colegiado en Suecia) y egresado de Derecho.

Libros publicados

Poesía

  • Las manos enlazadas, 1971
  • Una vieja joven muerte, 1972
  • Perro de circo, 1979
  • Apuntes, 1981
  • Escrito en Valparaíso, 1982
  • &, 1984
  • Poesía dispersa, 1985
  • Cámara oscura, 1985
  • Video Clip, Suecia, 1989
  • Como un ave migratoria en la jaula de Fénix, España, 1992
  • If go back/Si regreso, 1993
  • Tras el propio paisaje, 1996
  • Registro curricular, 1997
  • Visión de los ciclistas, 1998

Premios y distinciones

  • Rudyard Kipling, 1978
  • Gabriela Mistral, I. Municipalidad de Santiago, 1982
  • Carlos Pezoa Véliz, Valparaíso, 1984
  • Javiera Carrera, para Trabajadores, Valparaíso, 1986
  • Revista Liberación, Suecia, 1987
  • Revista de Libros El Mercurio, 1996
  • Municipal de Literatura, Valparaíso, 1996
  • Villanueva de la Cañada, España, 1997
  • Jorge Teillier, Lautaro, 1998
  • Confraternidad, Talcahuano, 1999
  • Consejo Nacional del Libro y la Lectura, 1999
.

Juan Cameron

POEMAS
LOS PIES SOBRE LA TIERRA

Agradecimientos:

Sergio Badilla, Eduardo, Luis y Nicolás Bastías, Orlando Bernal, Roberto Cárdenas, Amada Egaña, Frida Klimpel, Arturo Morales, Christian Muñoz, Jaime Oportus, Víctor Palomé, Juan Vizcaíno, Claudio Zalazar y a todos aquellos que, sin ser aquí mencionados, también hicieron posibles estas páginas.

DIARIO DE DOMINGO

						
He leído a Bertolt Brecht tendido en el sofá 
su almohadón es Narciso en el reflejo 
He dormitado dos horas durante la breve claridad del día 
He conversado con dos o tres personas 
.........................una de ellas un desconocido 
Un colega me pasó veinte coronas para cigarrillos 
Dos veces salí a luchar contra el viento y la llovizna 
pero ninguna voz vivió por dos minutos 
Una amiga quien me besó furtivamente después de una jornada 
prefiere escuchar música a tenderse conmigo 
Comí arroz con mayonesa y repollo con mayonesa 
Mi país está afuera del espejo.
SOBRE LOS CAMINOS

						
En el eje sincrónico se ubica el año exacto donde quieres vivir 
en el eje diacrónico encuentras el día ......la hora 
............................/la imagen detenida en su propio movimiento 
en su propia velocidad como una pantalla que se abre 
........................./así la puerta y te saluda 
Son dos cintas no más dos metros celestes para corregir 
...................../lo hecho 
El paisaje te invita sus gentes te sonríen 
envían señales a este tiempo .........preguntan por tu dicha 
y luego un paso atrás y estás de vuelta 
como en un sueño partir y llegar y no irse nunca 
sobre todo llegar el año exacto 
y quererlo vivir ........simplemente quererlo. 

(Diálogos) 

El país era a las cinco un infante dormido 
todo había que hacer todo por despertar 
Más bien era la aurora un elefante abierto 
sin entender las horas siquiera a su manada 
Pero no el país era un pájaro la mañana 
dispuesta a volar siempre, no sé, a volar 
Para mí un ronronear de copas 
un sol radianteprimaveral 
pero no un jaguar un sol radiante 
primaveral 
No. Era al dormido crepúsculo un caballo 
que cruzó por sí mismo sin levantar la vista 
Más bien era la noche y el pescado vendido 
Pienso en Valparaíso -salud- iluminado: 
una pieza de teatro 
....................una pieza de teatro sin bestias 
...................................................sin actores. 

(Dice Rafaela) 

Trae ñami Joaquín
otoe yuca para el cocimiento 
la foto del nieto la de estos años 
La niña virginia lava los platos 
prepara la cocina en casa nueva 
levanta los cimientos alza muros y brazos 
(en la mirada se graba la imagen 
de los tres de mis tres hijos) 
Trae ñami Joaquín 
para el cocimiento 
pues Juan regresa pronto y tiene hambre, 

(No es mi casa sino la oscuridad) 

Mi casa una penumbra entre el dormitorio y el balcón 
por donde amigo paso de un lunes a domingo 
Una pieza de teatro en la mesa de estar: 
los cómicos gritan hacen gestos obscenos carentes 
de toda irrealidad 
El amor observa solo sentado en un rincón juega 
con un enredo de números en la memoria 
no ocupa las palabras 
Las voces de los cómicos resbalan sobre el barniz 
arrastran la luz hacia el mar de afuera 

(Claudio Zalazar cerca de Madrid) 

Era un jardín, era una cocina 
mas al alba mi tierra iba a lo oscuro 
y ostiones y alcachofas se escondían 
en su neutralidad un poco triste 
No se puede alcanzar los utensilios 
ni azadón ni cuchara en este patio 
donde el muro se esfuma y no hay medida 
de un extremo a otro extremo de la casa 
Yo venía de España de un Ayuntamiento 
con aceite de oliva en los archivos 
y el indiano trajín bajo la manga 
Ahora estoy en nada hacia ese uno 
y trato de mezclar los condimentos 
preparar alguna cosa digo 
algún sabor que encienda esta cocina. 

(Eduardo Bastías, médico de Noruega) 

Todo fue mi biblioteca, el libro abierto como risa 
en la página esperada 
Todos los libros caídos eran 
como hojas de regreso al árbol como una tarde 
a las tres y media de la tarde 
pero una tarde intensa con sus voces 
y el ruido de esas hojas de vuelta por el tronco 
a la nueva Utopia 
Si dos más dos es Chile el cero 
se sumaba al silencio en la palabra. 

(Amada Egaña de Copenhague) 

No decía palabra no escuchaba palabra 
del corazón la función del término 
era el término 
sin compromiso a veces 
en perfecto danés equivocaba 
esa preposición un pájaro al azar 
en una bandada al cielo 

Volví otra vez no dije nada 
después de hablar semanas con los míos. 
Es el cerro en mi infancia y la risa en 
mi casa mi casa el horizonte inmenso y mi padre 
que esconde las estrellas en el día del mar 
Mi casa es mi país 
viaja lleno de cantores en las micros 
diciendo buenos días buenas noches cómo le va a Ud. 
entra al supermercado de los buenos deseos 
en un número primo del uno al diecisiete 
Llegué a ella en bullicio arriba de un discurso 
Utopía de colores y amor civilizado 
Me bajaron a besos y empujones 
me callaron a besos me abrigaron palabras 
no hables me dijeron 
y sus voces como una carcajada 
rescataban las estrellas de mi padre. 

(Arturo Morales viene de Bremen) 

Era de madre el quiebre nacímosnos quebrados 
La incertidumbre obliga y no diversa 
La realidad es virtual en la palabra 
Abstracción de lo dicho desconfianza 
en el decir
PALTO EN PLAZA BISMARK

						
Ahí está mi casa 
y su palto señero que inclina con el viento 
a indicar la semilla 
la tierra do abrigué la arboladura 
cuando aún no existía su materia 

Ahí está con sus vidrios 
y sonríe quebrada a la bahía 
vacía de los gritos de los años 
y los pasos del perro que hoy vigila 
...................................... las raíces del palto.
ACUARIO

						
Volví a mi acuario y no sentí nostalgia por París 
Más bien aleteaba por sus calles y tampoco sentí 
mayor atracción a mis parientes boqueaba 
en cada esquina de mi cubo una especie de mundo 
para ir de aquí a allá para mostrar mi aleta 
y emitir gorgojos en forma de burbujas 
La ciudad es la ciudad me dije 
y éste es mi acuario 
y entré en la cama de una y luego 
de un impulso me iba hacia el otro costado 
Ah París! Ese país donde los avatares 
venden vino francés en cada esquina.
ACLAREMOS

						
Claro que si escupes a mi paso 
te reviento el hocico a bofetadas 
te llevo a tribunales te demando 
por daños y prejuicios te declaro 
un duelo a muerte y anda despacito 

Ya me escupieron demasiado 
pero no era mi casa 
y yo soy tolerante de visita.
CADA VEZ QUE REGRESO A MI PAÍS

						
Cada vez que regreso a mi país 
cada vez que de un corto viaje regreso a mi país 
Los viajeros que regresan después de un largo viaje 
aplauden en la losa 
aplauden largamente al término del vuelo 
y en el extenso aplauso logra posarse el ala 
con un graznido sorda como rumor de plumas 
Algunos lloran en silencio 
aplastan su nariz así un niño en la vidriera 
y pequeñas figuras agitan sus brazos a lo lejos 
más allá de los ínfimos vehículos y de las escalerillas 
y aplauden y aplauden hasta tomar los bolsos 
y arrastrar las valijas como un ave enjaulada por los corredores 
camino a las aduanas 
¿Qué aplauden los viajeros? 
¿Aplauden su regreso la pericia del vuelo 
la imagen de la casa después de tantos años? 
Sepa Dios qué aplauden los viajeros al posarse en la losa 
el ala que los guía 
mas agitan sus brazos como una gaviota 
sorprendida en el nido en medio de la noche.
ACLAREMOS

						
Mire compañero 
no vine a Chile a buscar metáforas 
vine por que es mi tierra aunque mi tierra 
esté patas arriba vine 
porque no soy racista y esos gringos 
me trataron como negro como indio.
QUÉ ES CHILE

						
La bolsa de Comercio de Santiago 
La edición dominguera de El Mercurio 
Un día de visita al matadero 
Tres taxis colectivos y una micro 
El alcalde con Lastarria y J. Ahumada 
Los programasen vivo de latele 
La señora de compras en la feria 
Un partido de Chile en el estadio 

Eso es Chile 
un partido de Chile en el estadio 
con mitos y fantasmas y alegrías 
el bien y el mal en el mismo huevo 
y la copia feliz de las imágenes 
llegadas desde el cielo por satélite.
RETORNELA

						
(Sergio Badilla en Estocolmo) 

Mi intervención duró hasta cuando dije 
que era occidental 
El profesor se rió del mapa 
de mi pretensión civilizada 
El ser occidental es algo serio 
de técnica actitud de la gran tribu 
una cuestión de alma y pertenencia 
de cristiana blancura y tome asiento. 
Mi pobre pelea no aparece en ningún diario 
porque el idioma es pobre lo cambiaron 
Chile es un país enmudecido 
el tartamudo habla demasiado 
Los diarios están llenos de páginas en blanco 
mi pobre pelea no aparece en ningún diario.
CHILE ES MI CASA

						
Se regresa a la casa dicen quienes regresan 
¿Pero cuál es la casa? ¿Cuál parte de la casa 
es la casa del pródigo? ¿Dónde 
ha de tirar sus huesos? 
Para uno es el patio donde suceden cosas 
pequeñas cosas así la vida debajo de los sauces 
Para otros, los menos, el corazón de aquellos 
asado en el domingo en la parrilla 
y el comedor y el jardín se repiten en boca de los melancólicos 
Pero alguno, quien no recuerda una casa, se ubica en la penumbra 
entre el dormitorio y el balcón 
Su imagen está sola bajo una cordillera 
aunque ahora responde mientras observa el mar 
Y en otro esa casa es la casa entera 
tal vez su corazón la abarcó por completo 
con sus viejos adobes y una ventana abierta 
y el cerro de la infancia y son las carcajadas 
y es la puerta y la pieza y los libros que esperan 
como una Penélope cerrada en estos años 
Pero el más silencioso habla de la cocina 
y extiende el alimento sobre la antigua mesa 
y de todas las casas le nace una ciudad 
despertado de nuevo como un recién nacido.
VIVIR DE LOS RECUERDOS

						
Me senté con Ezequiel y adoramos el vino 
el viaje de regreso en la batea 
la construcción del libro nos reímos 
de todos los infantes y payasos 
pues la risa 
................es copa del regreso 
Y ahora disfrazado de chileno 
como Cristo en la Cruz 
...........................y de corbata 
vendedor de empanadas y pomadas 
así como me ven 
........................ analfabeto.

de Metáforas de Chile, Lom Ediciones/Corporación Altamar, Santiago, Chile, 1999