Laura Yasán

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

El significado de la poesía para cada poeta es tan personal como un cepillo de dientes, no es higiénico compartirlo ni hay mérito en ello.

La poesía es un arma. Para ser buena debe ser belicosa, herir profundamente a quien la lea. La poesía para ser poesía debe provocar, remover, maldecir.

Los poemas que sólo reflejan superficies pulidas, ámbitos donde el polvo y la humedad no tienen cabida, más que poemas son actos cobardes.

Es por eso que la poesía tiene el raro privilegio de dignificar el acto de decir, tanto como de denigrarlo.

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

Laura Yasán nació en Buenos Aires, Argentina, en 1960.

Libros publicados

  • "Doble de alma" (Editorial Tierra Firme,1995),
  • "Cambiar las armas" (Editorial Botella al mar, 1997)
  • "Loba negra" (Editorial La bohemia, 1999)

Antologías

Integró la "III Antología Ilustrada de poesía joven" (Editorial Hombre Nuevo, 1988)

Premios y distinciones

Con "Loba negra" obtuvo el 3º Premio del Fondo Nacional de las Artes en 1998, y el Premio Único de Poesía "EDUCA" de Costa Rica, en 1998.

En 1996 fue finalista de la beca para "The International Writing Program (Universidad de Iowa), que otorga la Fundación Antorchas.

Coordinación

Ha coordinado talleres de escritura en distintas unidades penitenciarias, institutos de menores, hogares de ancianos, bibliotecas municipales y en forma privada.

Colaboraciones

Colaboró en las revistas Sex-Humor y Ámbito Literario.
Algunos de sus poemas fueron publicados en diferentes revistas literarias del país y del exterior.

.

Laura Yasán

POEMAS

EL BORDE DE LAS TAZAS
   
una mujer 
se mueve en el denso fluir de sus instintos
sabe quebrar
la cáscara de una intención
una mujer
abarca por fragmentos la totalidad
y nunca es la misma
            
un hombre
sube al misterio en una extrema progresión
descubre el sentimiento
acorralado en un límite
el resto
lo filtra en el pensar
            
una mujer
es a la vez su historia
y lo que aún no ha conocido
sabe ordenar lo que no ve
            
un hombre
arriba al corazón del mundo
en cada vértice de su conocimiento
se instala en lo que ve
y se proyecta
            
una mujer es todas las mujeres
pero es única
un hombre es todos los hombres
pero es único
            
un hombre y una mujer
nunca se conocen
saben suponer
saben crear sobre el malentendido
son cada uno
mitad secreto
mitad vacío
            
un hombre y una mujer
a lo largo de cientos de actos cotidianos
cruzan información
dejan la vida escrita
en el borde de las tazas
            
cada día se escribe
cada día se lava
									
HORA CERO
            
acá no pasa nada
el tiempo es la ilusión que hago de él
los días se repiten
o es el viento de agosto que los mezcla
los amigos no llaman
la tele corta la realidad en trocitos
me trae a casa un mundo desglosado
ellos pasan la noche bajo la lluvia
le dan duro a la fé
para mañana
san cayetano ya los habrá olvidado
acá no pasa nada
los amigos no escriben
o es el viento de agosto 
la cámara me acerca un detalle del mundo
el brillo malicioso en los ojos del cana que
el abuelo con la pancarta en alto que
sangre de otros
un derrumbe
una bomba
una primer ministro en pakistan
se confunden los buenos y los malos
o es el viento de agosto que
el mundo siempre gira en otra parte
por acá no pasó
acá a esta hora lo único que pasa
es el camión de la basura
									
ANIMALES DOMÉSTICOS
											
el deseo es un animal que vive en las entrañas
como toda bestia visceral
devora y devora todo el tiempo
               
llega un día
en que sólo nos queda la piel y la osamenta
conteniendo un vacío tumultuoso
desorbitado
               
el vacío es un animal que vive en el deseo
como toda bestia pasional
succiona y succiona todo el tiempo
               
llega un día
alguien pronuncia tu nombre
y te pulverizás en el aire
										
CORONACIÓN
										   
Te mostraré el miedo en un puñado de polvo
T. S. ELIOT
Consisto en demoler la fe de otros
¿no se construye el hambre
en su lado animal
con el silencio ajeno ?
               
no es un invierno más
               
                     por debajo del ruido
                     alguien pule su hueso
                     intuye que mirar es apropiarse
                     abarca por demás
               
¿hay acaso inocencia 
cuando el deseo se resuelve en codicia ?
               
consisto en desmontar lo que no es mío
a quién le importa piedra sobre piedra
               
en la huella de atila levantaré mi reino
me verán conquistar tierra baldía
sin más oro que la desilusión
               
los que tejan la red
despertarán comiendo de su propia carnada