Lina Macho Vidal

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

La mente poética

El poema nace de una experiencia misteriosa y esta condición se refiere a todo el proceso en que el poema esta inmerso desde su gestación misma hasta cuando surge como un hilo de luz desde el inconsciente...ese enigma subyacente en la creación. Todo el pasado, el presente y el porvenir están allí, como a la espera de un ademán que libere su carga energética en la vigilia de la mente poética. Ésta refleja como un prisma su entorno y su circunstancia y los proyecta desde su interioridad. La usina de la percepción poética, según el psicoanálisis, se ubica en el inconsciente. En ese nivel, según tradiciones orientales, todas las mentes forman un solo sistema. Cuando la conciencia individual del poeta busca y reencuentra ese fuente universal abre las puertas a una percepción más profunda y a una visión holística del mundo circundante. Es difícil establecer el grado de inmersión que logra la conciencia individual y la profundidad de las experiencias.

Dentro de éstas se ubican la experiencia mística y la poética. En la primera la conciencia individual accede a la conciencia unitaria más allá del tiempo y del espacio. En la segunda, generalmente, se rozan esos niveles impersonales. El mensaje de la intuición llega a gente racional del poeta en plena vigilia y descubre un percepción profunda de la realidad, no una reducción. La mente poética redescubre lo real -conocido y, más allá de la mayávico, bucea en lo real- desconocido. Allí los símbolos hacen su juego y, a su vez se reflejan en imágenes y metáforas expresadas por medio de esos otros símbolos que son palabras.

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

Nacida en Rosario (Argentina). Estudios de Letras en la Universidad Nacional de Rosario. Diplomée en Langues Françaises. Ex becaria del Fondo Nacional de las Artes, supervisa traducciones de textos de filosofía de la Editorial Teosófica Interamericana. Escribe poesía, cuento y ensayo. Estudiada en Buenos Aires en el Instituto de Enseñanza Superior (INDES) n° 1, la Universidad del Salvador y la Universidad de, Morón. Dos veces Secretaria de la Sociedad Argentina de Escritores, filial Rosario, organizó la 1°, 2° y 3° Feria Internacional del Libro y la primera nuestra Internacional del Libro (89).

Libros publicados

Poesía

  • Poemas de una larga noche oscura (1978)
  • El libro mágico de Emanuel (1982)
  • Mitologías (1991)
  • La ciudad oculta de Emanuel (1991)

Cuentos

  • Dragones azules en el jardín (1985)
  • El árbol del sol (1991)

Ensayo

  • Juan L. Ortiz - Su cosmovisión oriental (1996), editado por la Universidad Nacional de Rosario

Premios y distinciones

  • Laureada con altas distinciones nacionales e internacionales (España, 79 y EE.UU., 90).
  • Distinguida con el Certificate of Appretiation (Dep. of Cultural Affairs, Los Angeles, 89)

Membresía

Es miembro de ABI´s Reserch Board of Advisors.

.

Lina
Macho Vidal

POEMAS

Como un vino
      
Ella bebía la vida como un vino
un vino subterráneo
un vino maduro de uvas crecidas
sobre hogueras y nieves,
lo llevaba en cuclillas a la boca,
a veces caía bajo un sueño y volaba
hacia un antiguo amante
pero existían
altas bóvedas perversas
puertas baldías
muros sinuosos
recovas inhumanas
que doblaban
sus pies y las señales.
Se perdía en un país paralelo
sin idea de su linaje
sin indagar el territorio del otro
siempre hermético
en aparente contradicción con su sonrisa
porque ésta era también
un fraude,
tal vez sólo era
una sonrisa pintada
allá a lo lejos
en el rostro dibujado
sobre aquellos muros.
      

La casa de la solitaria
     
A quién llama la prisionera desde su jaula verde
apoyada en el muro
contra la enredadera?
La solitaria mete su lengua hasta las vísceras
y de pronto sopla y mueve corolas de jacintos
quiebra reinos del mundo
............ y vuela con su alfombra enajenada.
Señora, despierte ya, mucho sitio en el mundo y éste
tan solitario para usted. El que espera no está pero estará,
algún día tu crónica del desvelo
tu larga lágrima
caerá por las combas del planeta
vaya a saber dónde.
Esta noche el que esperas llegará
exiliado del día
refugiado en el país de tus sábanas.
Comienza el viento, sopla y apaga la maravilla de tu dolor.
Más allá del delirio que la desvaría a punto de locura,
más allá de una apariencia que desgarrará para nunca,
¿qué hará con su saga inmóvil, ahí sentada sobre la hierba
y el rocío y las lombrices del humus
y alguna raicilla de la enredadera
su enamorada del muro?
¿qué hará con su cuento de nieve
............ que se está contando a sí misma?
Ella es también una enamorada
y su amante un pretil sombrío sin luciérnagas ni ángeles.
............ El huerto va acallando las cigarras
............ va doblando las hojas del amaranto
............ va escondiendo la oruga bajo las piedras.
............ Los duendes se acuestan junto a la solitaria
............ y ella murmura al fin...
............ Emanuel, éste es mi canto secreto.