Martín Sosa López

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

Acerca de la Poesía

El arte es cualidad espiritual en permanente evolución; "En verdad, toda creación del espíritu es, ante todo, ‘poética’, en el sentido propio de la palabra" (Saint-John Perse); la poesía, para Heidegger, es "fundación del Ser por la palabra"; por tanto, quien vive la experiencia poética eleva la existencia, en efecto: la plenitud estética personal une vida y poesía.

En el espacio se realiza la vida, y en el tiempo el espíritu. La vida humana se completa y asciende sólo desde lo hondo de cada uno, obedeciendo a leyes profundas, exigidas por el poder revelador de la poesía.

El mundo moderno se caracteriza por su desierto imaginativo: no se le demanda a la mente su proyección plena, vital, ni tampoco se estimulan sus facultades mayores; así, el vacío de apetitos mentales superiores contrasta con toda escritura erudita. En medio de una falsa comunicación, rodeados de aparatos que transmiten imágenes y sonidos casi carentes de ideas, lo creativo rompe la gris y uniforme cotidianeidad, donde todo es confuso, y, entre los "hombres huecos" de Eliot, y para éstos —para su uso, consumo y comportamiento—, surgen los sucedáneos de los verdaderos valores del espíritu: falsas conductas, falsa moral, falsas obras de arte, falsa literatura, y, también, una pseudo poesía, pero el "mal poema" no existe: el poema, si no es perfecto, no pertenece a la poesía. Para llegar al alma hay que atravesar la mente: "Un poema merece su título en tanto que eleva el alma" (Baudelaire).

Así como para construir puentes o curar enfermos o administrar leyes existe la obligación de estudiar lo necesario, para ejercitar y acrecentar una capacidad artística natural —si efectivamente se la tiene— es preciso conocer qué se hizo y hace en el terreno poético: la poesía requiere una disciplina tanto o más exigente que la ciencia.

La poesía se nutre de estos elementos y etapas fundamentales, imprescindibles:

—Conocimiento;
—Revelación;
—Sensibilidad;
—Expresión artística;

si falta uno de ellos, no hay poesía. Ésta no consiste en un simple enunciado de emociones: es el registro profundo, la suma total de esos componentes, y su posterior estallido a través de la escritura. Es el arte más difícil, síntesis de sentimiento y de reflexión.

La poesía, su tiempo, utilidad y valoración: Todas las artes, cuando cabalmente lo son, por sobre cada artista, se hallan en un plano intemporal; recordemos a Nietzsche: "Yo no escribo para el hoy, ni siquiera para el mañana: yo escribo para el pasado mañana", y también a Ionesco: "Querer pertenecer a su época ya es haber sido superado".

"Tanto más pequeño el hombre, tanto más se empeña en hablar de sí mismo" (Mallea): la poesía es lo menos subjetiva posible; de nada sirve el "yo personal" del autor si no expresa al "yo universal".

En cuanto a utilidad, la poesía no es meramente "útil": siendo más que útil, es un bien en sí misma: está por encima de todo valor y no necesita justificaciones.

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

Nació en Córdoba, Argentina, el 14 de julio de 1951. Es Bachiller Humanista egresado del Colegio Nacional de Monserrat, Córdoba. Cursó materias deLicenciatura en Letras en la Universidad Nacional de Córdoba. Figura en la Guía de Córdoba Cultural de la Municipalidad de Córdoba, número 6, febrero de 1981.

Libros publicados

Poesía

  • Interior del sueño, Ediciones Nace en Provincia, Córdoba, Argentina, 1985

Cuento

  • Los hombres de humo, Ediciones Mundi, Córdoba, Argentina, 1987

Teatro

El libro contiene las obras: La vida perfecta, Laverdito y Celacanto, Ediciones Mundi-Lerner, Córdoba, Argentina, 1990

Antologías compiladas por el autor

  • Antología de la poesía moderna de Córdoba, Ediciones Morena, Córdoba, Argentina, 1986
  • Imaginero de Córdoba, antología narrativa cordobesa, Ediciones del Fundador, Córdoba, Argentina, 2000

Antologías

  • III Certamen Literario, 1977, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, antología
  • Las provincias y su literatura: Córdoba, Ediciones Colihue, Buenos Aires, Argentina, 1985
  • Loose Watch, a Lost and Found Times Anthology, Invisible Books, Londres, Inglaterra, 1999
  • Panorama poético de Córdoba, tomo I, Ediciones del Fundador, Córdoba, Argentina, 1999
  • Imaginero de Córdoba, Ediciones del Fundador, Córdoba, Argentina (2000)

Premios y distinciones

Universidad Nacional de Córdoba, narrativa, 1977
Fondo Nacional de las Artes, narrativa, 1989
Municipalidad de Córdoba, teatro, 1987
Primer premio a la música de sus letras de Ven y Los hombres de humo, en colaboración con Enrique de Goycoechea por su disco Viajes interiores, otorgado y editado por la Municipalidad de Córdoba, 1996
III Certamen Literario, Universidad Nacional de Córdoba, antología, 1977

Colaboraciones

En los Suplementos Literarios de los diarios Los Principios, Tiempo de Córdoba y La Voz del Interior de Córdoba, La Gaceta de Tucumán y La Prensa, de Buenos Aires, entre otros. Además en las revistas Mundi, de Córdoba, Argentina-Vermont, Estados Unidos, y Lost and Found Times, de Columbus, Ohio, Estados Unidos

Conferencias

Panelista en la II Feria Exposición Internacional del Libro, sobre el tema "Foro de la nueva poesía", Córdoba, Argentina, octubre de 1986; conferencista sobre poesía y narrativa y presentador y prologuista de distintos libros en diversas ocasiones

Otras actividades

Director de las revistas literarias Nace en Provincia y Celacanto; Secretario de Redacción de MUNDI, Filosofía, Crítica y Literatura (Revista que mereció el Primer premio mención de la Secretaría de Cultura de la Nación, 1990, en la XVI Feria Internacional del Libro, Buenos Aires, Argentina); Director Ejecutivo de Ediciones Mundi, todas de Córdoba, Argentina

Fragueiro 1127
5001- Córdoba, Argentina
Teléfono: 0351 - 4714666

.

Martín Sosa López

POEMAS
ESO

						
Eso
vi,
¡ve!
Vive
lo que vi y ve,
¡apúrate!
HE OÍDO TU VOZ

						
He oído tu voz,
oh, noche,
cuando tu infinita boca azul
pronunció mil estrellas
y la oscuridad
te derramó gozosa en mi pecho, iluminado
por la redondez de tu luna
NO HAY DESCANSO AQUÍ

						
No hay descanso aquí,
echado en la hierba,
bajo la luna íntegra, 
brillando así

No hay descanso ahora:
el alma pide cantos
que vencen al sueño y al deseo

No hay descanso
echado en la hierba,
aquí:
la luna sonríe
ESTRELLAS

						
Estrellas, ahí estáis;
Tierra, aquí estás;
el Yo, siempre vigilante,
lanza su sombra
sobre las cosas
—mudas y quietas—
oscilando entre los objetos,
buscando su propio brillo
desde su cuerpo opaco
LAS PALABRAS

						
Las palabras son puertas del alma:
es peligroso no saber manejarlas
pues, antes de abrirla,
pueden cerrarla
UBICACIÓN

						
Termino donde comienzan los demás
(cuerpo)
comienzo donde terminan los demás
(conciencia)

Cuerpo y conciencia del Yo
para no perderse entre los demás,
sombra confundida,
obra reconocida:
actitud de los demás
para no perderse en mi Yo
TRES EN UNO

						
Soy ese hombre escondido
detrás de mí mismo,
tras esta cara,
los miembros
y el tronco,
siempre a medio camino 
entre el cuerpo y su sombra 

Soy el que cada día remoza
este andamio
(¡anda, mío!)
cerrando sus ojos en el sueño
y entornándolos en los sueños:
soy su tacto, su gusto y su perfil

Soy yo,
siempre a medio camino
entre el cuerpo y su sombra

Soy yo,
primera persona
de esta trilogía

Soy pie, paso, huella
y también sendero

Soy yo, mi cuerpo, mi sombra
Y mi obra
VEINTICINCO AÑOS

						
Me visitó una noche la poesía:
¿cómo describirlo?

Ah, larga incubación:
veinticinco años, y recién hallar 
esta luz tras mis ojos...
¿ES UN DON?

						
¿Es un don?
Este de gozar por las noches
contemplando las estrellas y los árboles,
caminando con los ojos y los pies,
o, en los días, saborear la lengua del sol
y la caricia de las nubes,
sin pensar que son horas perdidas, 
sin costarme un centavo

Cantando en silencio
a las cosas buenas del mundo
(Interior y ardiente,
Exterior y lejano)
¿es un don?

Si es la falta de muchos
y una gracia de pocos
es un don,
es un sentido, 
es libertad
¡CANTEMOS!

						
No hay mayor libertad
que imitarse a sí mismo

(Entre nosotros:
todo aquello
a lo que podemos cantar
es más un deseo
que una realidad

¡Cantemos!

Y que el Yo 
se embriague
de su propia fantasía) 
ATARDECE

						
Atardece,
¿no ves el misterio de los árboles
deshojarse desde nuestras frentes?
AMARAMA

						
Amarama, tratado claroscuro,
himno al placer, voz desde el dolor,
fuego solitario, ciencia de cada uno en lo de todos,
escritos de la piel, cantos de amor,
palabras del llanto y la alegría,
verdad del Yo en la mentira del Nosotros,
impulsos, conquistas y derrotas
en la vieja tarea de alcanzar el sueño
que trae y lleva la misteriosa obediencia
—ciega compulsión—
de querer a alguien
más que a uno mismo 
SI EL CORAZÓN

						
Si el corazón pensara
y la mente sintiera
—sólo así—
tal vez el alma aprendería
ELLA

						
La tenía en un puño,
la tenía,
y se fue...
llevándose mi mano
EN EL AMOR

						
En el amor siempre hay algo oculto,
algo no permitido,
una corriente misteriosa,
carga de virtud y pecado,
atracción repulsión,
agrado desagrado,
placer displacer,
encuentro desencuentro,
egoísmo generosidad,

Amor odio:
es la misma fuente,
depende de cómo se derrame