Robert Gurney

Directorio Inicio
PALABRAS PRELIMINARES

Mi poética

      Vivo un poco fuera del tiempo y el espacio. Me encanta imaginarme en un campo —hace siglos— espantando los cuervos o verme pasear a orillas de los ríos de la Patagonia.

      Me esfuerzo por crear una poesía minimalista. Como Huidobro, borro el adjetivo que no agrega nada. Busco una poesía a menudo gráfica. ¿Para qué? Busco la verdad, no la verdad masiva de la brocha gorda sino las pequeñas verdades de la vida. No siempre vemos las pequeñas cosas. Las persigo.

      Me gustan los sencillos actos de la humanidad: una sonrisa, una lágrima y los de la naturaleza: de una hormiga o una culebra. El cultivo está hecho de mil pequeñas cosas, como un mosaico. Es así la vida. Absorbo cada día palabras de anuncios, tanto viejos como nuevos, escenas o voces del mercado, e-mails, periódicos, la televisión, películas, cuadros, fotos, los movimientos de los animales y pájaros del jardín.

      En mis textos hay una mezcla de realismo objetivo e imaginación subjetiva. Confieso que, al estilo de Raymond Carver, cambio a veces unos detalles para producir cierto efecto y mi imaginación puede arreglar las cosas según sus propias leyes.       

      Creo que no es siempre el poeta quien crea los poemas. Es otra cosa. Es decir, creo en la inspiración.

      La poesía Beat me influencia bastante. El simbolismo francés, el surrealismo y el ultraísmo también, aunque ahora sé que estoy bastante lejos de estos tres últimos.

      Mis amigos dicen que mis poemas sugieren cosas, que no lo dicen todo. No busco ese efecto. Ocurre, probablemente, como resultado de mi minimalismo. Otros dicen que hay ironía en mi poesía. Sin duda, pero ocurre naturalmente, sin que yo lo quiera.

      Escribo para crear un espacio personal dentro de las narrativas que quieren absorber mi generación: el cristianismo, el socialismo, el capitalismo. De vez en cuando nos quieren aplastar o nos arrastran. Quiero encontrar un hueco, un sitio, un espacio donde poder ser yo mismo, donde poder respirar. La poesía es ese sitio para mí y, creo, para mis amigos.

      Me encantan las cosas que van desapareciendo, tal como un mural en una casa en el Valle de Río Negro. Mis amigos dicen que mis poemas son a veces tristes, melancólicos. Me inspira mucho lo que ya no existe. Me gusta el pasado, las cosas que viven en mi memoria. Sin embargo, no descarto la realidad actual. Está en mi poesía.

St Albans, abril, 2005

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS

      Robert Gurney nació en Luton, Bedfordshire, Inglaterra. Divide su tiempo entre St Albans, Hertfordshire, Inglaterra y la aldea de Port Eynon en El País de Gales. Su esposa es galesa y tienen dos hijos.

      Su primer profesor de español en el liceo de Luton (Bedfordshire), el señor Enyr Jones, era argentino, precisamente patagónico galés, de Gaiman. Las clases del argentino en Luton Grammar School eran una oasis de paz, amistad e inspiración: un grupo pequeño en la biblioteca, sentado en un círculo alrededor de una elegante mesa de madera, con los diccionarios de la biblioteca a la mano. En la Universidad de St Andrew su profesor fue el Profesor L. J. (Ferdy) Woodward, quien daba maravillosas clases sobre la poesía. Luego, en el ciclo de doctorado, en Birkbeck College, Universidad de Londres, tenía al profesor Ian Gibson como mentor inspiracional.

      Con la supervisión de Ian Gibson preparó su tesis doctoral sobre Juan Larrea (The Poetry of Juan Larrea, Universidad de Londres, 1975), poeta al que entrevistó en treinta y seis oportunidades en el año 1972, en Córdoba, Argentina.

Libros publicados

Poesía

  • Poemas de la Patagonia, Verulamium Press, St Albans, Hertfordshire, Inglaterra, 2004

Ensayo

  • La poesía de Juan Larrea, Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco, Lejona, Bilbao, 1985.

Como traductor

  • El río y otros poemas, de Andrés Bohoslavsky, Editorial Verulamium Press, St Albans, 2004
  • Traduce otros libros de Andrés Bohoslavsky

Inéditos

  • Prepara un libro sobre Juan Larrea basado en las entrevistas
  • Tiene una novela "anglo-argentina", inédita

Publicaciones

  • Ha publicado diversos artículos sobre la poesía de vanguardia
  • Tiene un capítulo sobre Buñuel y Larrea en A Companion to Spanish Surrealism, Tamesis, Londres, 2004, y en Buñuel Siglo XXI, Prensas Universitarias de Zaragoza, 2004

Otras actividades

  • Dictó cursos en la Universidad de Middlesex sobre la poesía latinoamericana del siglo veinte y y sobre la generación del ‘27)
  • Es Honorary Lecturer, en la Universidad de Gales, Swansea
.

Robert Gurney
robertegurney@aol.com

POEMAS
El jardín del poeta

En el medio del desierto
lejos de General Roca
al pie de una turbina de gas 

hay un jardín.

No hay nada
alrededor.

Es un oasis
en el medio
de la nada.

Mide diez metros
por cinco.

Contiene margaritas,
dos sauces eléctricos,
y una gramilla inglesa.

Va allí
para escribir.

Es el único
que se encarga
de cuidarlo.
La mujer de blanco

a mi amiga Ketty Alejandrina Lis
La noche era negra
como una biblia.

Conducíamos
por una senda en Gales
cuando creí
vislumbrarla
con mis faros, 
a la mujer de blanco 
sentada 
en un portón.

No supe 
quien era 
ni lo que significaba.

Parecía estar de luto
por el robo
del círculo de piedras
de ese campo.


Luego creí ver
a Dylan
arrastrando los pies
hacia una aldea
donde había
un distribuidor automático de cigarrillos
roto.


Luego una lechuza
con alas blancas
y anchas como el coche
atraída por mis luces
se abatió
casi rompiendo
el parabrisas.

Paré.
No había nada. 

No sé 
lo que esto 
quiere decir
pero lo intuyo.

Una amiga mía
en Rosario
dice que su mujer de blanco 
es la poesía.

Recuerdo haberla visto
una vez
en un poema de Rimbaud 
sobre una cascada.

Buscaré ese libro de Robert Graves
sobre el tema.